domingo, 8 de febrero de 2015

Before I go to sleep

Before I go to sleep


Buena tirfecta de actores (Colin Firth, Nicole Kidman y Mark Strong) una trama interesante y relato íntimo para contar esta historia de confianza y desconfianza y de amor y desamor y de vilolencia.
Kidman se despertará todos los días sin memoria. Padece una rara amnesia que borra todo lo que el día anterior apenas le dejó vivir.
Vive en una vida tranquila con su esposo, Colin Firth, que parece amarla y protegerla, y está bajo tratamiento con el doctor que compone Strong (una que no hace de malo!!) sin que su esposo sepa.
El médico la llamará todos los días temprano a la mañana y le dirá lo mismo, las instrucciones para que recupere pedazos de su memoria a partir de seguir un diario, una especia de relato moderno, electrónico, en la memoria de una cámara de fotos.
A partir de ese ejercicio irá descubriendo que todo lo que sabe, principalmente de la boca de sus amado esposo, en realidad no es tan así, hasta poner en duda absolutamente todo lo que sabe de ella misma.
La película se presenta como un entramado, una especie de rompecabezas que tendremos que ir elaborando junto con la protagonista, sin dar nada por sentado, pero eso lo aprenderemos muy avanzado el relato, y eso está muy bien, pero hasta que ese momento de entender el juego llega, quizá se nos haya ido la atención.
Hay que ser muy buen director para sostener este tipo de historias, y en este caso falta un poco de esa pericia.

De todas maneras, la película está actuada con sobriedad y el relato es llevadero y además está resuelto en el tiempo justo, lo que hace que se banque bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario