lunes, 12 de octubre de 2015

Mission: Impossible / Rogue Nation

Mission: Impossible / Rogue Nation



Se va la quinta, no sorprende. Imposible no es la misión, imposible es pasar de largo de la saga. Es cierto, le falta despliegue a pesar de tenerlo todo a la mano, producida ahora también por nuevos capitalistas (Alibaba les suena?) pero ya sabemos que no es todo dinero, ni siquiera en esta industria que se mueve a base de billetes.

Una organización, el Sindicato, secreta obviamente, hecha de retazos de todas las organizaciones espías del mundo, con lo mejorcito de cada casa, pero luchando sin nación para un cerebro de la maldad (que en el fondo lo que busca no es tan distinto del resto de los bienpensados).

Claro, entre los objetivos principales está que se desmantele la poderosa IMF, adonde militan Cruise y los muchachos.

No será fácil, se pelearán con armas jodidas, motos veloces y artimañas por Marruecos, Alemania y Londres como epicentro.

No está mal, pero lo dicho, ya no sorprende.

Tiene un punto muy a favor, además del siempre efectivo Simon Pegg, esta vez la trama es bien simple, se puede seguir sin tener que recurrir a nombres raros y memoria activa. Y las dobles traiciones, siempre coronadas por el amor (platónico en este caso, no hay ni un beso) son bien llevaderas.

La elección de la contraparte femenina está muy bien, Rebecca Ferguson es la elegida, es bella, frágil y a la vez poderosa arma letal, lo que se necesita.

La película cumple con las dosis necesarias para cada clima, para la acción, para los momentos en los que Ethan ve la muerte de cerca (siempre le pasa) para el casi romance, los tiros y las persecuciones. 

Tiene la ironía de esos chispazos en los que saben que es todo una gran joda, y los momentos en los que parece que todo va en serio.

Son productos eficaces.

Para el final Tom Cruise. Cada vez más parecido a su figura en Madame Tusseau, cada vez más muñeco de cera, pasado de botox y tintura, un ícono con todas las letras, todavía taquillero nos preguntamos cuántas más aventuras resistirá su leyenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario