lunes, 15 de junio de 2015

Júpiter ascending

Jupiter Ascending



La ciencia ficción es un género difícil. Sobre todo hoy, que en nombre de la tecnología la industria cinematográfica no siempre pone empeño en las historias.
Lo que no es menos cierto, es que cuando uno sabe de antemano que es una película que viene de la cantera de Los Wachowskis (y así les gusta que los llamen) hay que prepararse para que la ciencia ficción tenga sentido, para ver algo que está al servicio de una historia.
Son ellos los artífices de varias de las mejores páginas del género, desde que reventaron las cabezas de todos nosotros con su saga Matrix.
Reinventaron todo, lo dieron vuelta, le cambiaron la estética y lo modificaron para siempre.
Hasta ellos cambiaron, ya no son los hermanos Wachowski, desde que Larry se convirtió en Lana, ahora son Los Wachowski como sello.
En Jupiter hay una historia, y eso es lo entretenido, lo distinto. Hay una historia que todo el tiempo está forzando el límite entre lo real y la ficción más lejana.
Así como en los relatos de Hitchcock lo interesante era ser testigos de cómo una vida ordinaria puede convertirse en protagonista de una intriga internacional, un crimen, un sabotaje, en Jupiter una jovencita de vida rutinaria tiene destino de realeza en una galaxia que contiene a este insignificante planeta llamado tierra. Llamado a ser una especie de granero de materia prima a punto de cosechar.
Y ese descubrimiento, esa lucha, ese no poder entender lo que pasa, son eje central de un relato que no se priva de críticas ácidas acerca de un sistema capitalista al extremo, encarnado por los dueños de todo, que son los hermanos que dominan todas las galaxias.
Los efectos especiales son buenos, pero mejor es la historia.
Y eso es lo que cuenta.
Una buena historia con principio y final, buenas actuaciones de Mila Kunis y Channing Tatum y un elenco muy interesante y estelar entre los que se destacan Eddie Redmayne.
Es un placer sentarse a ver un opus de estos hermanos todo creativos, inconformes, productores, conflictivos, ácidos, desencajados. Pero que filman lo que quieren y lo hacen bien.

Gran exponente, casi desapercibida en carteleras, del género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario