viernes, 13 de enero de 2017

Hell or High Water

Hell or High Water

Un western que cambia caballos por autos y camionetas, pero con la esencia intacta y los caminos polvorientos



7 Butacas



Una historia simple, la vida de dos hermanos marginales, pobres en un estado rico. Pobres hijos de pobres y nietos de pobres. Una historia que conocemos. Los dos anduvieron la vida por los márgenes, el hermano mayor, un tercio de su corta vida en prisión, el menor (bien Chris Pine) de pocas palabras y muchos problemas, una madre enferma, hijos que no ve y una esposa a la que le debe mucha plata de cuota alimenticia.

Así se presentan los dos hermanos que, al estilo del western clásico, irán por pueblos adormecidos del corazón del estado de Texas, asaltando pequeñas cantidades de billetes de bajo valor en bancos de perezozas medidas de seguridad.

Mucho polvo, carreteras, y sol abrazador.

Esas vidas, en medio de un estado rico cuyo paisaje lo dominan pozos petroleros de grandes corporaciones, son las que nos presentan muy emparentadas con los clásicos personajes que veíamos en aquellas películas con los héroes de sombrero y revolver siempre listo, en los Sábados de súper acción de nuestra niñez.

Hombres con barba de días, medio sucios y transpirados, capaces de hacer lo peor, pero con algún motivo siempre.

Del otro lado, una pareja de Rangers, a punto de jubilarse un Jeff Bridges magnífico, con su compañero indio (a quién gastará bromas toda la película) y un solo objetivo, adelantarse al próximo golpe de los hermanos, para atraparlos y retirarse con gloria.

Y esa cacería, remolona, paciente, será el nudo central de esta buena película de género, que no sorprende nunca, sino por su apego al formato clásico.

Un final clásico, con un dato feroz, la escena de la reacción de los vecinos (todos armados!) ante el último asalto, desenfundando sus armas y disparando a los ladrones, es de una actualidad (el debate sobre la tenencia de armas en USA) y violencia increíbles.

No hay moralejas, no hay heroísmos exacerbados, no hay mensajes, hay un western clásico y caluroso.

Y es lo que queremos ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario