lunes, 2 de enero de 2017

One of us

One of us (Serie BBC One)

Un Fuenteovejuna escocés, un drama sin respiro y un asesinato doble que da origen a la peor pesadilla


7 Butacas



Bienvenidas las buenas historias de BBC One, tan bien contadas, tan respetuosas de la inteligencia de los espectadores.

A diferencia de buena parte de sus primas americanas (no todas por supuesto) en la BBC se permiten libros morosos, que se explayen en sentimientos y que no necesariamente hagan obvio lo obvio.

One of us es la historia de dos familias vecinas, que viven en medio de la nada en el campo escocés, muy cercanos en un tiempo, muy lejanos en el momento de los hechos.

Un doble crimen de una pareja joven, un asesino que roba además las cosas de la casa, y sale en medio de una tormenta feroz, a robar un auto para terminar su trabajo, a toda velocidad conduce hasta la casa de los padres de la pareja.

En medio de ese aguacero tiene un accidente, en la puerta de entrada de la chacra en la que viven las dos familias, padres del novio y de la novia.

Todos muy juntos, todos grandes ahora, todos con cosas no dichas que se irán descubriendo a lo largo de los 4 intensos capítulos de la serie.

El asesino, malherido, es descubierto por un error, un mensaje entre sus ropas, con lo que todos descubren que es quien mató a sus hijos brutalmente.

Está moribundo, pero en medio de la noche, aparece muerto con la garganta cortada en medio del establo en el que lo habían dejado.

A partir de esa nueva muerte, se desatará un infierno entre las familias, entre los que están y los ausentes, entre las distintas maneras de mirar las cosas, lo que está bien y lo que está mal, el sentido de justicia.

Todos tienen razones para hacer lo que hicieron, iremos sospechando de todos y cada uno de ellos, hasta que, hacia el final, las historias se irán develando, y el pasado viene con fuerza para indicarnos las razones ocultas y complejas que llevaron al insospechado instigador a hacer lo que hizo.

Un rompecabezas que se arma con paciencia y con esmero, un relato poderoso que tiene la virtud de las buenas narraciones inglesas, con actuaciones medidas y sobrias, y sin menospreciar la inteligencia de los que miramos.

Vale la pena, es uno de esos relatos en los que todos fueron culpables, para que nadie sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario