viernes, 17 de febrero de 2017

One Cirque du Soleil homenaje a Michael Jackson

One, homenaje a Michael Jackson de Cirque du Soleil (Las Vegas)

Había que verlo, pero poco circo



6 Butacas


Quizá por aquello de "lo que lo que pasa en Las Vegas queda en Las Vegas" (y porque no había función para ver LOVE, el homenaje a The Beatles) allí fuimos a ver en el Mandala Bay, un espectáculo más del circo más famoso de nuestros días (y el más taquillero sin dudas).

One es un homenaje a la figura y el legado de MJ (Maicol decía Domingo Dinúbila) y es todo lo que ofrece. No es poco, para los eternos enamorados del rey del pop, pero para los que no somos precisamente fanáticos de ese culto, el espectáculo no es del todo gratificante.

Y tengo mis razones para firmarlo, lo primero es que hay poco circo! Quiero decir, es un circo, y si bien hay un intento de ir mechando artificios circenses con la música y los bailes, no alcanzan. 

Entonces el show se convierte en una sucesión de cuadros musicales, bien hechos, pero no más que eso.

Hay dos cosas muy para destacar que sostienen el promedio general del show, una es la impactante artificialidad y despliegue de show que hay en cada detalle, sorprende por lo grande, por lo expansivo, por lo hasta a veces agresivo del despliegue, y dos, la sorpresa más increíble del show, es un holograma de MJ que baila con los artistas en el escenario, canta y se divierte como si estuviera ahí mismo.

Dos puntos altos en medio de un baile tras otro, una coreografía tras otra, con una historia (en esto el CDS es fiel a sí mismo, cuenta un cuento a partir de en este caso cuatro protagonistas) y mucho despliegue escenográfico y musical.

En definitiva, son espectáculos que hay que ver por lo grandiosos, pero cuando uno se sacude la sorpresa, en la esencia, queda la sensación de que podrían haberse esmerado un poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario