domingo, 22 de julio de 2012

The Resident


The Resident

Trama simple. Doctora despechada que, agobiada por vivir en una ciudad hostil y recién engañada cruelmente por su novio, busca departamento en la ciudad (hermosa Nueva York desde cerca de los puentes) para mudarse sola.

Encuentra ganga. Debería haber sospechado que algo iba a suceder en ese departamento hermoso, grande, luminoso, clásico, si el dueño del edificio es un anciano pero siempre tenebroso Christopher Lee. Yo hubiera dudado.

Pero ella fue, se mudó, y empezó todo.

Clásico el relato. Bien llevado. Ya sabemos todo, o casi todo lo que va a pasar. La espiarán desde milimétricos agujeritos de las paredes.

Pero irá más allá el relato, hasta hacernos asustar en serio.

Bien llevada.

Hilary Swank con sus sutilezas y sus curvas nos confirma que no solo es una actriz de un registro increíble (million dollar baby) sino que además, para aquellos que sostienen que parece un varoncito, está bárbara!

El coprotagonista, Jeffrey Dean Morgan, está perfecto. Sonrisa. Seducción y violencia. La mezcla que hace de estas películas una gran narración.

No es la mejor película de terror que vieron. Como nos suele suceder a los que gozamos alguna vez en las noches de la tele de 4 canales, de los clásicos de Lee y Cushing, nos sabemos poseedores de un bagaje que nos hace pensar que ya vimos todo. Aunque hay giros nuevos, nuevas maldades, algunas osadías más.

Tiene algo de ritmo televisivo, no es menor, ayuda a llevarla.

Es correcta. Le hace justicia al género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario