viernes, 8 de agosto de 2014

RoboCop

Robocop


Con gran pena por los recuerdos de la histórica película de 1987, uno pensaría que con más producción, con la tecnología disponible, con los millones, con la posibilidad de ajustar algunas cuestiones flojas de aquél guión, hoy estaría todo dado como para hacer un nuevo clásico.
Pero lamentablemente no fue así.
Ni siquiera el buen reparto que incluye al genial Joel Kinnaman (el Holder de The Killing) ni Gary Oldman, ni Samuel Jackson ni Michael Keaton (es muy interesante cómo este actor se rehízo) logran que está película sea clasificable.
La verdad es que llegué al final por nostalgia de aquella y de esos años, pero no encontré ningún aspecto rescatable.
Todo es forzado, por momentos (y es lo peor que puede pasar con una película de este género) uno tiene la sensación de que va en tono de broma, de autoromarse el pelo, pero al rato descubrimos que no, que va en serio, y todo entonces se torna bizarro.
No vale la pena.



No hay comentarios:

Publicar un comentario