lunes, 18 de abril de 2016

Daddy's home

Daddy`s Home

Puro entretenimiento con moralina gringa, pero con un comediante gigante



No hay mucho para reseñar, es una comedia más, ni siquiera de la nueva comedia norteamericana que tanto nos gusta. Es una más en todo sentido.

En el sentido clásico, ya que recurre a los gags como fuente de risa, y a un guión efectivo pero nada sofisticado. Y a una realización correcta, ajustada al género.

El director sabe de esto, es Sean Anders, desconocido pero efectivo, es ante todo un escritor efectivo, hizo los guiones de Horrible Bosses entre otras y también dirigió la secuela, es decir, sabe del asunto.

Pero en esta, todo el peso, o casi todo, recae sobre los hombros de Will Ferrell que es, sin dudas, uno de los mejores comediantes que tiene la industria.

Capaz de parodiarse a sí mismo una y mil veces, acá compone a un padrastro que, a fuerza de lucha diaria, quiere ganarse el corazón de los dos hijos de su pareja. Hace todo, aguanta todo, es ignorado, insultado, menospreciado hasta el hartazgo hasta que, cuando está punto de lograrlo, llega el padre biológico a poner todo patas para arriba y a derrumbar todo lo precariamente construido.

Ese papá muy especial lo compone Mark Whalberg.

La película está correcta, tiene, obvio, sus momentos de moralina, de bajada de línea, del estilo "el amor siempre triunfa" y con eso todos felices.

La verdad, es que arranca más de una carcajada, y eso alcanza para una comedia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario