sábado, 9 de abril de 2016

Regression

Regression

No pierdas tiempo, pastiche psicológico sin sentido.




Qué emoción! Pensé cuando solamente vi la tapa de Regression, son buenos actores, y viene de la mano de Alejandro Amenábar, el tipo que me atrapó con The Others, esa maravillosa película en la que Nicole Kidman hace una papel extraordinario.

Acá están todos los elementos que lo hicieron conocido al director, las cosas oscuras, los ritos, los cultos satánicos, lo inexplicable.

Y Emma Watson y Ethan Hawke.

Bien para empezar.

Pero el problema es que nunca empieza eso que esperaba.

La película se desgaja de obvia, da vueltas en un par de ideas remanidas, y lo que pretende dejarte al borde de la silla, en realidad corre el riesgo de darte gracia en algún momento.

Sobreactúan todos, la Watson, Hawke, sin lograr ni por asomo una intriga al rededor de una idea que podría haber estado buena si hubiera sido resulta de otra manera.

Hay una confesión de una violación, eso desata demasiado rápido una derivación hacia un culto a satanás, y a partir de allí todo desbarranca.

Una pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario