lunes, 13 de junio de 2016

10 Cloverfield Lane

10 Cloverfield Lane

Cuando los antecedentes nos predisponen bien pero la película está decididamente mal



3 Butacas




Una tarde de invierno, un buen fuego en el hogar, un puñado de buenos antecedentes (JJ Abrams en la producción por citar algo)  y un título que viene sonando bien (uno nunca termina de saber bien por qué) eran una buena combinación para entrarle a "una de miedo" en familia.
Pero a poco que empezamos a ver 10 Cloverfield Lane esa sensación de buena expectativa se fue desvaneciendo. No pasaron 15 minutos para que desapareciera del todo.
No hay misterio, no hay terror, no hay ni uno solo de los clásicos recursos de este cine (ni uno) que justificaran estar sentados mirando.
Una historia menor, una joven que no se sabe bien de qué está escapando pero escapa, un accidente de auto en ese escape, y un despertar en un encierro asfixiante, en un bunker en medio del campo, y con dos hombres.
El arranque parece bueno, pero a poco que la película avanza, todo se desvanece.
No nos quedará nunca claro qué es lo que está pasando afuera, no nos quedará nunca claro si el señor que encerró a la joven (con buenas intenciones parece) es bueno o malo y tampoco si lo que cuenta que está pasando afuera (el motivo del porqué del encierro) es cierto o no.
Y como suele suceder en los casos en los que los autores no saben cómo darle fin al entuerto, aparecen un buen par de extraterrestres para encausarlo todo, o dejarlo definitivamente afuera de todo.
Un relato bizarro, pero con pretenciones serias de no serlo.
Son las peores.
Nombres también (el bueno de John Goodman, enorme, haciendo un papel nada a su altura) y un rato desperdiciado.
Nada vale la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario