martes, 28 de junio de 2016

La dama desaparece (libro)

La dama desaparece (libro)

El origen de una película extraordinaria, del período pre Hollywood de Hithchcock


Ya lo sabemos, en la Librería del Colegio (Alsina 500) hay tesoros, libros salvados de la oscuridad de cajas y baúles que esperan desde bibliotecas racargadas la mano salvadora. En mi afán por encontrar cosas viejas de Stefan Zweig me encontré con un título que me trajo recuerdos "La dama desaparece" de Ethel Lina White.

Y la memoria, que en estos casos funciona a la perfección, me trajo de inmediato "The Lady Vanishes" una vieja película de Hitchcock, de su etapa inglesa, que había visto y disfrutado hace muchos años ya.

Repasé el libro y en efecto, era la historia. Que compré de inmediato.

Ahí estaba esta narración intrigante, ambientada en un tren continental que cruza la Europa de pre guerra, pero que parece preanunciar que algo de magnitud está por suceder.

Personajes que tienen cosas para no contar, pasados y presentes complicados, una joven y adinerada pasajera que en cuestión de minutos ve desaparecer a una ocasional compañera de camarote.

Esa es la trama central de esta bellísima novela corta, que esta galesa que nació en 1876, ambientó en la centralidad de un continente cruzado por las intrigas.

Fue durante los años 30, una de las más reconocidas escritoras del género policial europeo, por lo que el enorme Hitchcock tomó su novela como guión original.

La película, protagonizada por Margaret Lockwood y Michael Redgrave, es una maravilla.

El libro, que se lee en horas, está editado por editorial Claridad para su Serie Negra y vale la pena cada página. Sobre todo porque no nos vamos a dar cuenta de estar leyendo un texto escrito hace más de 80 años. Porque tiene una vitalidad y actualidad sorprendentes.

Después de esta versión cinematográfica, vinieron remakes y la segura inspiración para otras películas por el estilo, como la reciente con Jodie Foster en la que se pierde su marido en pleno vuelo.

1 comentario:

  1. Una gran deuda que tengo, tanto cinematográfica como literaria. Habrá que leerla/verla.

    Gracias

    ResponderEliminar