domingo, 4 de septiembre de 2016

Money monster

Money monster

Una anécdota posible en el País de los desesperados


4 Butacas



Un show televisivo desde cuya pantalla un especialista en mercados levemente superficial y divo (George Clooney tomándose el pelo como casi en todas sus últimas intervenciones en la pantalla) es el escenario exclusivo de esta película que nos expone no solo a la crueldad de la timba con las acciones, sino que también nos lleva a ver el costado anónimo de los desesperados y el show, que como siempre, debe seguir.

Es en una noche como otra, con el típico clima del set de tv cuando faltan segundos para que empiece el show, que la productora general descubre por una de las cámaras, que hay un intruso en el estudio (ella es la siempre potente Julia Roberts).

Ese aparentemente inocente muchacho de los mandados, traerá consigo dos cajas con bombas y una pistola en su campera, porque lo que va a hacer es justicia por los 60 mil dólares (que es toda su fortuna, por cierto) que acaba de perder por la recomendación del especialista.

Lo toma de rehén entonces, le exige explicaciones, y como todo debe ser televisado, el programa se convertirá en un reality show en el que está en juego nada menos que la vida del protagonista.

El problema con la película es que apoco que transcurren las primeras imágenes, notamos como que la tensión nos suficiente, y quizá el humor subyacente tampoco, con lo que nos despistamos acerca de qué tipo de relato estamos viendo.

La historia se devela en los primeros minutos, con lo que va a ser todo un desafío mantener el clima, y finalmente no se logrará.

Una pena, porque la historia, la anécdota central, no es mala, y los actores elegidos tienen el oficio necesario para que lo disfrutamos, pero no sucede.

Wii para una tarde de lluvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario