sábado, 24 de marzo de 2012

50/50


50/50

Son dos buenos actores Joseph Gordon-Levitt y Seth Rogen. Un director joven y un intento par contar una historia que trate al drama de una enfermedad terminal en un joven, de manera llevadera.

Es un buen intento, pero demasiado disperso.

No alcanzan un par de gags y chistes y desaliños de Seth Rogen para darle al relato la temperatura de comedia, que cura, como parece insinuar.

Entonces no hay drama, no hay comedia, y no hay por ende emociones.

Basada en una historia real, un chico de 27 años es diagnosticado con un raro cáncer de espina dorsal, y todo su mundo se empieza a desmoronar.

Su mejor amigo, su novia, su madre (enorme Angélica Huston) serán sus sostentes, endebles, revirados.

Hasta la aparición de su joven terapeuta, la que tendrá la misión de ayudarlo a llevar la enfermedad y hacer foco en lo importante. Es joven digo, es su tercer paciente, pero lo logrará por afuera de la medicina. Y esta es la mejor historia dentro de la historia.

Por lo demás, previsible, poco emotiva, poco divertida.

1 comentario: