sábado, 24 de marzo de 2012

A Dangerous Method


A Dangerous Method

Es el método del psicoanálisis en sus comienzos. Los vaivenes de esos duros primeros pasos experimentales en los que la materia prima de laboratorio eran los caos. Sara F. José V. Y tantos ignotos sufrientes.

Esta es la historia de Freud y Jung, padre de la teoría y el mejor alumno. Para algunos el mejor psicoanalista de todos los tiempos.

Y también es la historia de Sabina Spielrein, paciente de Jung, amante y célebre doctora al final.

Un trío de celos, de descubrimientos, de ciencia, de academia, de mentes que brillan y dicen cosas y escriben mucho para que podamos hoy seguir discutiendo sus descubrimientos.

Dirigida por David Cronemberg, veterano director canadiense que firmó Crash, La Mosca, Promesas del Este entre tantas y le brinda a este relato la belleza de los paisajes con una fotografía increíble, y un ritmo lento, pero que no para nunca de crecer.

Los tres intérpretes principales sostienen la tensión permanente entre ellos de manera soberbia. Se destaca Viggo Mortensen (que ya había trabajado para Cronemberg) componiendo a un maduro Freud, inseparable de su habano y consciente ya de su grandeza y de los peligros que acecharon todo el tiempo a sus teorías.

Keira Knightley, que compone a Sabina, no está tan bien. Hay mucha exageración en el comienzo de la película, componiendo a una loca de atar, y una apasionada amante hacia el corazón del relato. Pero hace poco creíble el final, en el que se vuelve el verdadero fiel de la balanza entre ambos genios.

Es una linda película, pero creo que necesita mucho conocimiento previo. De los personajes, de sus creaciones, de sus teorías, de sus vidas, aunque sea de manera referencial.

La fotografía es fabulosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario