lunes, 18 de julio de 2016

Manhattan nocturne

Manhattan nocturne

Homenaje a Marlowe, una voz en off melancólica y un juego de seducciones



7 Butacas



Adrien Brody nació para estos papeles de melancólicos marginales, de tipos con mucho interior y sonrisa triste. Basada en una novela exitosa, es una recreación del mejor filme negro norteamericano.

Si cambiamos los trajes y llevamos la misma historia a la década del 40 no notaríamos el cambio de época.

Una voz en off, contando lo que va pasando desde estados de ánimo, una Manhattan marginal, fotografiada desde los suburbios, y la historia de un periodista de la vieja escuela, una especie de Turco Sdrech o Canaletti, que para un diario grande, recorre los sumideros buscando historias crueles, al borde de la desesperación y en los márgenes, para convertirlas en noticias policiales.

Un Roberto Arlt haciendo crónica policial en el diario Crítica.

Cobra fama y celebridad cuando es él, y no la policía, quien encuentra a una chiquita desparecida en un lugar en donde ninguna pista llegaba.

Es un periodista celebrity, que resiste la embestida de los blogs y la tecnología.

Hasta que, como es de manual en estas historias, una modelo demasiado hermosa  Yvonne Strahovski (hermosa en serio) toca a su puerta para que investigue la muerte de su esposo cineasta.

A partir de ese momento, una espiral de lugares prohibidos, gente molesta, poder, seducción y obsesión, que lo irán llevando a casi perder todo, hasta su familia.

La clave de esta película es mirarla en esta sintonía de los clásicos del género. 

De lo contrario podemos sentirnos algo defraudados, porque de alguna manera mantiene una inocencia que tenemos que confiar que es cierta y premeditada. Si la vemos en clave año 2016 nos va a faltar algo, algo de violencia, algo de intriga, algo de sexo. 

Pero si en cambio la vemos como una buena adaptación de una novela entretenida, que además intenta ir al clima de los clásicos, la vamos a disfrutar de otra manera.

Porque es algo obvia, porque ya nos acostumbramos a otro tipo de desafíos cuando vemos películas de intriga (en esta ya de entrada podemos entrever adónde terminaremos) y porque tiene una morosidad en su tiempo que la hace distinta.

Pero en la clave que describo, creánme que se disfruta y mucho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario