miércoles, 19 de octubre de 2016

Concussion

Concussion

Smith se destaca en una historia real de un deporte que conocemos poco



6 Butacas



Peter Landeman es el director de aquella muy buena película que fue Parkland, y en Concussion, también se mete con un hecho real (Parkland era el nombre del hospital al que llevaron a JFK después de los disparos, y adonde murió) y también crea una atmósfera de interés cinematográfico con una historia que nos es muy lejana, pero que por esa capacidad del director, podemos seguir con atención.

A veces pasa, y cuando sucede es mágico, que un director logra, a fuerza de buena tensión narrativa, que nos interesemos por un tema que a priori está lejos de nuestros intereses culturales o como en este caso, deportivos.

Concussion es la historia de un médico, un estudioso africano nacionalizado en USA (buena interpretación de Will Smith, que está para mucho más que para la comedia) que comienza a interesarse por el deterioro en la salud (con síntomas muy particulares) de estrellas del fútbol americano.

Es un patólogo muy especial, y a partir de esas señales que va encontrando en los cuerpos que llegan a su mesa de trabajo, puede inferir que hay algo que está complicando a todos los jugadores.

Lo estudia a su costo y llega a la conclusión que los repetidos golpes en la cabeza de los jugadores de fútbol americano, van produciendo heridas permanentes que son irreversibles, y que hay que llamar la atención sobre esto.

Por supuesto que toda la poderosa maquinaria del deporte más popular en USA se opondrá, y que a fuerza de seguir adelante a costa de perderlo todo, le darán la razón.

Es una historia simple, ajena, pero muy bien contada. Se puede ver sin ser especialista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario