lunes, 24 de octubre de 2016

La leyenda de Tarzán

La leyenda de Tarzán

Una vuelta de tuerca romántica y con tecnología bien usada, para la historia de siempre



6 Butacas


Tarzán ya es John Clayton cuando comienza la película, está casado felizmente con la bella Jane y han dejado atrás el mundo que los unió para vivir apaciblemente en la mansión que le pertenece a su familia, como herederos de Lord Greystoke.

Pero algo está ocurriendo en el Congo Belga, un inescrupuloso hombre de negocios está formando un ejército paralelo (20000 hombres) y fortificando una ruta de negocios vinculados a los diamantes, que necesitan de la urgente atención del gobierno británico y el de los Estados Unidos, de inmediato.

Curioso giro de la historia. Los dos gendarmes mundiales deben recurrir a Tarzán, que está casi retirado, para que esa incursión para salvar a ese hermoso pueblo de la tiranía (les suena?) no sea un fracaso.

Así empieza la película.

Más allá de estas cuestiones idelógicas, la película está muy bien filmada.

El reparto es más que justado (un buen Tarzán, en la creación de uno de los hijos de Stellan Skarsgard, una hermosa Jane, la ascendente Margot Robbie, y un villano a prueba de balas compuesto por Christoph Waltz con un Samuel Jackson como yanky divertido pero letal) y la tecnología está absolutamente ajustada y usada sin estridencias para beneficio de la historia.

Todo lo demás lo sabemos.

Se puede ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario