domingo, 13 de marzo de 2016

La playa de los ahogados

La playa de los ahogados



En la línea de la muy premiada "La isla mínima", esta película cumple a su manera, pero no termina de ser tan intensa como aquella.

Es que es correcta, pero nunca nos dejamos atrapar por el encantos e una historia cinematográfica y nos deja siempre en mitad de camino entre un buen episodio de Pepe Carvalho y alguna escena de algún documental de TVE.

Es que todo está demasiado correcto, no hay sorpresas, y mucho menos osadía narrativa.

Ni siquiera explotan la belleza de estas costas de la región gallega, en la que la naturaleza fue tan generosa.

Un naufragio que pasó hace unos años, un pueblo pequeño que fue testigo de todo y comenzó perder a los que estuvieron involucrados en situaciones que dan miedo, y una historia llevada adelante por un inspector correcto, demasiado, que no termina de hacer explotar a su personaje y contenta con ir narrando la historia sin mezclar la suya propia, que hubiera sido algo interesante para salir de la corrección perpetua.

Subrayo esto porque es lo que más me dolió de la película. Tiene los condimentos, las escenografías, la historia, para ser una buena película, pero el director no toma riesgos, y se contenta con contarnos cómo mataron a los muertos y por qué.

Gerardo Guerrero, el director, es un ilustre conocido para nuestro cine. Es el productor de cuanta coproducción digna de premios se acuerden. Todas ellas, hasta El secreto de sus ojos. Muchas, con aire policial.

No es malo.

No es inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario