jueves, 2 de junio de 2011

The adjustment bureau








The adjustment Bureau


(en el vuelo 088 de Avianca, Buenos Aires - Bogota)









Interesantísima película. Rara vez en los últimos años nos encontramos con estos relatos que tienen su costado sobrenatural y no se desbandan hacia el final con tonterías poco creíbles, apariciones de personajes o cuestiones ajenas a la trama, o grandes explosiones que todo lo justifican.




No es el caso en esta, y damos gracias.




Lo que nos enteramos apenas arranca la historia es que todos tenemos un plan, que hay un superior que lo diseña y que lo guardan celosamente en unas libretas Moleskine cuyas lineas están animadas.




Bastante parecido con lo que creen muchos de ustedes, seguro.




Aca el supremo tiene unos agentes especiales, un equipo de tareas muy bien entrenado, que son los encargados de hacer losmajustes que sean necesarios hacer para que, cuando el azar, la casualidad interviene cambiando algo, todo vuelva a su curso.




Esto es, si esta escrito que en ese colectivo me tengo que encontrar con alguien, y por algún hecho fortuito me retraso en otro lado, ellos se encargaran de ajustar las cosas.




Este grupo GEO del supremo esta liderado por John Slattery, el condal Roger Sterling de Mad Men, usan sombreros (nos dirán porque en el transcurso de la peli) y unos sobretodos muy coquetos. Ok, en algún lado recordaran a Los Simuladores.




Resulta que el bueno de Matt Damon (que gringo es por favor!) será el candidato a senador por el estado de Nueva York y un día, por un error de uno de los guardianes que se queda dormido en un parque, subirá al autobús en el que viaja Emily Blunt, y ya no podrán estar sin verse por el resto de sus vidas.




Emily Blunt, preciosa, buena actriz, buena bailarina, que te paso Michael Bubble?




La Moleskine que tiene la hoja de ruta de Dammon termina muy arriba en la administración publica, y esa chica puede hacer que todo se desmorone.




Pero el amor, si, el amor, hará que el trabajo de estos angeles sea imposible.




No hay mucho mas en el relato, pero esta tan bien contada, los diálogos son tan buenos, que no se puede prescindir de nada, y la fluidez de la narración es muy buena.




Ellos, los hombres del superior, saben que un beso puede cambiar todo, y trataran de que no suceda. Un beso puede cambiar todo?




Dice uno de ellos cuando Dammon lo interroga sobre la pobre capacidad para decidir lo que haremos a la luz de estos planes maestros, que cuando el superior dijo que reine el libre albedrío vinieron las guerras, el holocausto, la crisis de los misiles.




Párrafo aparte para los autores del libro con la buena resolución de la historia, no apelaron a la llegada de naves espaciales (que no hubiera desentonado) sino se apegaron a cosas simples, el porque del uso de los sombreros, el agua que los debilita, una vuelta de tuerca con las puertas, todas las puertas, si se las abre de la manera adecuada, se conectan entre si por un estrato, que hace que si uno las estudia, se pueda recorrer toda la ciudad en minutos.




En definitiva, hay que verla, es muy entretenida, deja pensando, esta muy bien actuada, dura lo justo. Que mas les pedimos a las películas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario