domingo, 5 de junio de 2011

Limitless


Limitless

Dicen que solo usamos el 20% de las capacidades de nuestro cerebro.

SI, como con los aparatos electrónicos que adquirimos, del que solo sabemos las cuestiones elementales, con el cerebro y su capacidad dicen que sucede lo mismo.

Qué pasaría si un día, por alguna razón, alguien nos ofreciera la llave para usarlo todo? Qué seríamos capaces de hacer?

Es el centro de esta película.

Menor, por cierto, una buena idea que traducida al relato cinematográfico se queda corta, le faltan giros, situaciones. Solo una idea original mal resuelta.

El ascendente Bradley Cooper es el frustrado y sucio escritor o casi escritor, que es convenientemente abandonado por todos, vive casi en la marginalidad y un día, justo después de una humillación más, se encuentra con un viejo conocido, su ex cuñado que, de ser un traficante de poca monta en pueblo natal, es ahora un acaudalado traficante de la gran ciudad.

Y lo que vende es más especial que lo que solía vender.

En ese encuentro, cuando el casi vencido escritor le dice que tiene un contrato para un libro, pero que no pudo escribir ni una página, el ex cuñado le ofrecerá la solución.

Le cuenta que trabaja para un laboratorio, que tienen una pastilla muy especial, que todavía no está a la venta, que trabaja con las sinapsis del cerebro, que permite que el que la toma lo use todo y más.

Desconfía, nunca le creyó a este tipo, pero como está en el fondo se la toma.

Y a partir de ese momento todo cambia. Se hace la luz, es capaz de relacionar, recordar pequeños detalles, todo lo que lo rodea tiene algún sentido y se siente dueño del mundo.

Irá por más. Se verá envuelto en algunos líos. Las conseguirá de manera compleja.

Hasta se da cuenta que puede usar todo ese poder para hacer plata, y no parará de hacerla.

Tanto brillará, que va a llamar la atención de un Warren Buffet de la bolsa, un De Niro de manual, y empezará a jugar en las grandes ligas.

Cómo se complicará la historia?

El ex cuñado morirá de manera trágica. Las pastillas las toman más personas.

Cuando uno deja de tomarlas el deterioro es grande.

Al final, como suele ocurrir, pasan demasiadas cosas juntas y no comprendemos cómo, los desenlaces se dan tan rápido.

La idea central es buena. No así la factura.

4 comentarios:

  1. El comienzo de la película, o por mejor decir, la primera hora o así, es realmente prometedora. De gran interés y originalidad, poco a poco va decayendo en un film de acción, hasta el punto que el brillante final es apenas comprensible.

    ResponderEliminar
  2. Vaya por delante que la película tiene su ritmillo y los actores están más que dignos, eso sí olvídense de disfrutar con la actuación de Robert De Niro, es un mero reclamo, su papel podría interpretarlo cualquier actor que luzca canas y le siente bien llevar traje.

    Ahora bien la película cae en una espiral de delirios y el director se abandona al absurdo sin la más mínima resistencia, me pregunto hasta donde habría llegado un amasador de guiones como Christopher Nolan si estuviese al frente de la misma.

    ResponderEliminar
  3. La historia me parecio buena y tal y como esta el cine ese es un gran paso para ganarse al espectador, pero segun va avanzando la pelicula vas perdiendo el interes, al final remonta un poco pero estoy de acuerdo en lo de que el final es algo raruno.

    ResponderEliminar
  4. Tiene ritmo aunque va perdiendo algo segun van pasando los minutos de pelicula,aun asi me parecio buena y entretenida.

    ResponderEliminar