domingo, 3 de febrero de 2013

The dark knight rises


The dark knigt rises

Poderosa, el final de la mejor saga de Batman con la que pudimos toparnos de la mano de Christopher Nolan y su actor fetiche, Christian Bale.
No podían despedirse y dejarnos con la sensación de que todo termina, así que se las ingeniaron para presentarnos a Robin, y dejar algunas puertas abiertas.
Un relato atrapante, en el que los malos (que son muy malos) vienen de las profundidades de la ciudad, de sus entrañas, de sus sombras, a cobrarse todo lo que los poderosos no comparten.
Mensajes sociales nada encubiertos, tratan a los de la bolsa como ladrones, y se habla todo el tiempo de una revolución.
Y es eso, esta última película de la serie es una verdadera revolución.
Todo cierra, es un engranaje perfecto, nos lleva en algunos flashbacks necesarios para saber con quiénes estamos hablando, nos introduce a una gatúbela sensacional, mala, hermosa, turra como debe ser.
Y están Alfred Caine, Gary Oldman Gordon, Lucius Freeman y todos los que tienen que estar en su lugar.
Hay un clima que va in crescendo muy despacio, acompañado de una banda de sonido incidental increíble, y todo el tiempo nos vamos preparando para la batalla final, que, cuando llega, es todo lo imponente y cruel que nos podemos imaginar.
Es larga, pero qué importa cuando es buena! La historia necesita esos minutos, y no hay nada que sobre.
Este grupo redefinió el concepto de película de súperheroes, y lo hizo de una manera que vamos a extrañar, no tengo dudas.
Introduciendo además cuestiones sociales, intereses, política, economía, y personajes tan complejos como ricos y fascinantes.
Es que todos tienen una historia detrás que los hace interesantes e importantes para el relato!
Hay sorpresas hacia el final, efectos especiales fuertes, buen guión que va fluyendo hasta el clímax final.
Se los va a extrañar, va a ser difícil repetir una trilogía con esta excelencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario