jueves, 28 de enero de 2016

She's funny that way

She's funny that way



Cómo que no es de Woody Allen? uno puede preguntarse sin temor a equivocarse. Si está Nueva York, están los portazos, los enredos, el toque de humor judío, los diálogos filosos y las situaciones que nos dan verguenza ajena. Está la rubia, el que parece histérico, al que todo le sale mal, la belleza. Pero no, no es Woody, es Peter Bogdanovich dirigiendo.

Resulta que este veteranísimo director, actor, escritor, en definitiva, activo de la industria, tomó un rato para dirigir un guión que también escribió, y que si bien no tiene gran despliegue cinematográfico (podría bien se una obra de teatro) se las ingenia para explotar situaciones y guión picante e inteligente.

Pero claro, no es Woody Allen, y entonces, todo conspira. Porque para esto, no hay como ese señor.

En la comedia, un famoso director de teatro (Owen Wilson) está por empezar los ensayos de una pieza para Broadway y en la noche previa al comienzo de la actividad, solo en el hotel, llama a una call girl para que le haga compañía a la noche.

Pasan la noche juntos, y a partir de esa noche, todo será una sucesión vertiginosa de enredos y cruces de parejas.

Con el recurso narrativo de contar una historia de vida en una entrevista, la protagonista nos contará por todo lo que pasó en unas semanas. Una especie de Boeing Boeing ambientada en Manhattan.

Es cierto, es dinámica, está bien narrada y el guión es interesante, pero se queda en todo a mitad de camino. Los personajes no terminan de explotar (y el reparto es muy bueno, incluye a Rhys Ifans, Cybill Shepherd reaparecida, Jennifer Aniston) y nos quedamos con las ganas de algo más.

Arranca algunas risas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario