sábado, 16 de enero de 2016

The Intern


The Intern



Comedia muy liviana, muy liviana, como pluma, de una buena constructora de historias y con buen reparto.

Nancy Meyers ya mereció elogios en esta blog por su "Something is gota give" y por "The holliday" además de sus muchos logros como guionista.

Sabe contar historias, y las historias que cuenta siempre dejan alguna cosa. No demasiado, pero algo, como caramelitos.

Y además cuenta siempre con elencos que saben llevar los climas y las relaciones que crea para contar las historias.

En esta, una exitosa emprendedora joven (tremendamente expresiva Ann Hathaway) dirige su propia empresa de venta de ropa por internet y está en la cumbre de su progreso, todos la quieren, no tiene tiempo para nada y está empezando a sufrir los dolores de crecimiento cuando algunas cuestiones se empiezan a complicar al no poder estar en los detalles.

Robert de Niro (tengo que admitir que trabajó para este papel y vuelve a la comedia) que no para de trabajar, es un viudo jubilado que no sabe qué hacer con sus horas y aplica para un programa de pasantes jubilados para hacer algo durante todo el día y sentirse útil.

La interacción con sus compañeros de trabajo (a los que le lleva 50 años) y la mezcla de la experiencia y las nuevas costumbres y clima de trabajo son de lo más logrado del filme.

Logra algunos buenos momentos de comedia, no muchos, y la historia que se va tejiendo en segundo plano, que es la de la relación de la ejecutiva que parece muy segura pero que no tiene con quién hablar y este veterano que conoce por experiencia el mundo corporativo, no llega a una buena altura narrativa.

Ellos están muy bien. De Niro (poco frecuente en sus últimas películas) y Hathaway (que es adorada por la cámara).

Se pasa un rato, deja alguna moralina, pero nada más que eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario