sábado, 17 de abril de 2010

Bad leutenant port of call New Orleans


Insisto en ver películas protagonizadas por Nicolas Cage y cada vez me vuelvo a jurar no hacerlo más.
Esta me engañó, la verdad pensaba que se trataba de una nueva mirada sobre aquella maravillosa película Maldito Policía, dirigida por Abel Ferrara y protagonizada por un todavía prometedor Harvey Keitel, que recuerdo haber disfrutado en el cine Empire de Congreso. Pero no es así, no tiene nada que ver con esa historia.
Acá el grupo que la lleva adelante es prometedor. Para decirlo claro, si uno lee de antemano que hay una de Herzog, de acción psicológica, con Cage y Val Kilmer y Eva Mendes, e entra a imaginar cosas. Todas esas cosas que ahora mismo se están imaginando. Cuestiones de conciencia sobre el deber ser, tiros, líos, cosa golda y alguna revolcada con la Mendes.
Pero no pasa nada de eso.
La historia derrapa en más de un pasaje, no tiene consistencia narrativa, ni siquiera es buena la música y encima es larga!!
Ni lo piensen, la estrenan en un par de semanas, pero ni lo piensen, háganme caso, les voy a ahorrar un par de horas. Cambien de idea y quédense en la pileta.
Cage es un fantasma. Flaco, sin los apliques que le suelen poner en el pelo. Hace de un policía que le duele la espalda, y anda toda la película contrahecho, con un hombro caído y cara torcida. Y de muy mal humor! tan mal humor, que parece joda, como su dolencia.
La Mendes hace de putita y es una lástima, quizá uno se imagina que podría dar algo más, pero ya le dieron demasiadas chances me parece.
Y el tercero, Val Kilmer, está hinchado, tirando a naranja y con unos dientes que son para baldear en lugar de para cepillarlos.
Ninguno está a la altura de sus carreras, todo es sobreactuado y para colmo de males, como Cage se falopea duro, cada tanto ve unas iguanas que andan por ahí metidas en las escenas, que son para cagarse de risa.
Un engendro!!
Muy mala.
Herzog?? Y... no sé qué decir, yo he visto cosas buenas, Fitzcarraldo, Nosferatu. Pero esta etapa gringa es un desastre absoluto.
Es raro que no encuentre en la película que miro, ya se abrán dado cuenta quién lee estas críticas, algo que la redima, un par de segundos que hagan que valgan la pena. Una mirada, un momento musical, un paisaje, una escena bien encuadrada, que transmita algo, que arranque una lágrima o una sonrisa, pero en esta no encontré nada. Nada de nada.
Y por lo que alguna vez prometió que iba a ser, esa etapa de filmar con los Cohen por ejemplo, o Leaveing Las Vegas, que alguien le seleccione los papeles a Cage!

No hay comentarios:

Publicar un comentario