sábado, 17 de abril de 2010

Los estafadores o The brothers Bloom


Como el Valfierno de Caparrós, el personaje central de esta historia protagonizó tantas vidas para hacer sus engaños y sus estafas, que ya no sabe quién es ni cómo es la "vida no escrita". Vivir sin el guión que su hermano escribe desde que son dos chicos y los hizo ser lo que siempre quisieron, estafadores profesionales.
Una historia a la que le sobran unos minutos, quizá podría haber tenido un remate unos 15 minutos antes del final que vemos en esta copia, pero que se deja ver.
Es muy entretenida, con ese humor que no es explícito, que se desarrolla en el segundo plano y es tan efectivo en los ingleses. Los actores tienen mucho oficio (los hermanos son Ruffalo y Brodie) y se completa el cuadro con una banda de sonido muy buena y unas imágenes muy pero muy artísticas. Merece una mención especial el vestuario, que acompaña como si fuera una excelente compañía para descubrir a los personajes.
No es que nos vamos a sorprender con la historia, seguro que vimos cosas más interesantes y desafiantes a nuestra inteligencia en algún capítulo de Los Simuladores, pero todo el resto de los condimentos están muy bien para pasar el rato y dejarse llevar por las imágenes.
La vid escrita en una Moleskine, que va entramando paso a paso las minuciosidades de una estafa.
Hasta que uno de los hermanos se enamora, y el amor, que por lo general hace que todo parezca irreal, produce acá el efecto contrario, el Bloom que no tiene conciencia de sí mismo por afuera de los papeles que su hermano le escribe, al enamorarse pierde ese vínculo y se asoma a su verdadero yo.
Uhh!! esta frase me quedó un poco rebuscada!!
Otra vez, hace rato que uno no encuentra una buena peli de estas características, quizá desde Los sospechosos de siempre no saltamos de la butaca al enterarnos de qué iban realmente los sucesos que veíamos, pero acá la cuestión que se plantea es otra, y está bien lograda.
Tiene algo de El gran Pez, en cuanto a los personajes, la música y el vestuario, pero es algo, no crean que se van encontrar con una historia similar, solo el tono.
Si no tienen otra cosa para hacer, es para verla. El cine sigue siendo barato (por ahora)

No hay comentarios:

Publicar un comentario